Close

11 Alimentos que te Harán más Fuerte. Garantizado

Crossfit


Cuando se trata de acrecentar la musculatura y conseguir ser más fuertes, en muchas ocasiones podemos llegar a volvernos locos buscando alguna solución, porque no toda la información que existe a este respecto es fiable, carente de intereses y, ni mucho menos, completamente verídica.

Desde Velites Sport, queremos hablarte acerca de ello de una manera especial y muy detallada con el fin de arrojar un poco de luz sobre este asunto.

Así pues, arrancamos con un profundo post sobre qué alimentos concretos te pueden ayudar a ser más fuerte. No nos referimos a familias de alimentos ni a sus valores nutricionales, aunque sí barajaremos algunos de estos conceptos de soslayo; sin embargo, la intención última de estas líneas, es ponerte al tanto de los alimentos que te fortalecerán por sí solos.

Por poner algunos ejemplos que ilustren lo que comentamos, te hablaremos del kiwi, pero no de las frutas en general, ya que cada una te puede aportar unos beneficios u otros, y nosotros estamos poniendo nuestro punto de mira en un aspecto en particular: tu fortaleza.

11alimentos_banner

Dietas más comunes entre los crossfiters

Pero antes de entrar en materia, deja que te hablemos de las dietas más comunes entre los crossfiters. Ni todos los que nos vinculamos con este deporte practicamos estas dietas, ni éstas son las únicas que se pueden elegir desde este lado del box, pero sí son las más habituales entre los atletas que practican esta experiencia.

¿Deberías quedarte con alguna de ellas en particular?

Eso es algo que queda a tu elección y que es muy personal, por lo que eres tú quien ha de encontrar el equilibrio a la hora de alimentarte; ¿lo importante? Que te sientas bien y cada vez más fuerte. Y ése es precisamente el objetivo de este post.

Dieta Paleo

¿Has escuchado hablar alguna vez de la dieta Paleo? Si te mueves en este mundo seguro que sí, pero, ¿en qué consiste realmente? Comencemos con la definición que se suele dar acerca de esta dieta cuando alguien pregunta algo al respecto: se trata de alimentarse como lo hacían nuestros antepasados. Dicho esto, muy probablemente no te haya quedado nada claro, porque, desde luego, con esta respuesta no se resuelve ninguna duda.

Como tampoco es nuestra intención profundizar demasiado en esta materia, vamos a tratar de resumirlo dejándolo lo más claro posible. Este tipo de dieta, que para muchos es su modo habitual de alimentación, trata de reducir notablemente los carbohidratos -pastas y arroces-, y restringir el consumo de granos -como consecuencia de un destierro absoluto del gluten-, entre otros alimentos.

Se promueve ingerir habitualmente grasas saludables provenientes de carnes magras -sobre todo procedentes de animales alimentados con pasto y no con grano-, muchas frutas y vegetales, mariscos, algunos frutos secos, como las nueces, y semillas, como las pipas de girasol. Por otro lado, se da la espalda a componentes como el almidón, los lácteos o los alimentos procesados como harinas o azúcar -ya sea en productos industriales o en bebidas altamente azucaradas como los refrescos o los zumos-.

En conclusión, nos referimos a una dieta en la que se han de vigilar más las restricciones que lo que se consume.

Dieta Zona

Por otra parte, en el lado opuesto de la dieta Paleo, nos encontramos con la conocida como dieta Zona o dieta de la Zona. Hablamos de caras opuestas porque, a pesar de que mantienen algunas similitudes, en este caso se trata precisamente de controlar exactamente las cantidades que comes y no hacer demasiadas prohibiciones en lo que respecta a las composiciones.

De este modo, se trata de medir de manera exhaustiva todo aquello que ingieres a lo largo del día, que además debe repartirse estrictamente en tres comidas principales y dos secundarias; digamos que consiste en comer varias veces al día en pequeñas cantidades. Asimismo, se aconseja beber unos 8 vasos de agua al día para mantener hidratada la musculatura.

Las medidas de las que hablamos han de contener en cada una de estas comidas un 40% de carbohidratos, un 30% de proteínas y un 30% de grasas -principalmente saludables, claro está-. Para cumplir con esta estricta medida se utiliza un sistema de bloques con el contenido apropiado para cada caso, algo que responde a las características de cada individuo.

Lo cierto es que, aunque se trata de una dieta muy rígida, no son pocos sus seguidores en el mundo del crossfit.

alimentos dieta paleo crossfit

¿Cuáles son los alimentos concretos que te pueden hacer ganar fuerza?

Llegados a este punto se hace necesario hacer hincapié en el asunto de las dietas. Se antoja imprescindible que cada cual se observe y conozca a sí mismo a la perfección para averiguar qué dieta ha de seguir.

Lo aconsejable es ser estricto sin ser rígido, es decir, mantener un fuerte control sobre lo que se ingiere sin escoger una alimentación marcada por otros. Conociéndote a ti mismo sabrás lo que te viene mejor y lo que te viene peor, y eso es lo ideal, alcanzar el equilibrio.

Pero entonces, ¿por qué hablamos de dietas?

Todos conocemos la exigencia de un deporte como el crossfit, así que, como es lógico, si estas dietas son habituales en esta disciplina, muchos de los alimentos que las componen se encontrarán entre nuestros candidatos para hacerte más fuerte.

Presta atención y toma nota, porque ahora sí que vamos a concretar los superalimentos para aumentar y mejorar tu musculatura.

Pipas de girasol

A la hora de hablar de productos concretos empezamos fuertes, y nunca mejor dicho, dada la temática sobre la que se proyecta este post. Y es que, las pipas de girasol pueden suponer una magnífica ayuda para tu organismo en estas cuestiones, algo que probablemente nunca te habías planteado.

No todo mata o engorda, ya que esta semilla tan susceptible de crear vicios te ofrece grandes aportes, pues es una gran fuente de proteínas y un potente antioxidante gracias a su alto contenido en vitamina E, algo que te vendrá genial cuando acabes tus entrenamientos.

Carne roja

La carne roja ha sido demonizada con frecuencia y, si bien es cierto que cuando procede de animales alimentados con granos y piensos industriales puede contener componentes nocivos para la salud, cuando es correctamente seleccionada puede suponer un gran aporte a nuestro organismo. Lo señalábamos al hablar de la dieta Paleo, ciertas grasas animales son altamente saludables y beneficiosas para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Así, el ejemplo más claro entre las carnes rojas, lo podemos ver en la ternera, que cocinada a la plancha y sin ningún tipo de salsa que pueda estropear sus aportes, nos supone una enorme fuente de proteínas y de creatina, lo cual implica un gran aumento de la musculatura y de su resistencia.

Espinacas

Poca broma con Popeye el Marino y sus espinacas, una manera inmejorable de consumir al mismo tiempo varios elementos altamente beneficiosos como el hierro, el calcio y algunas vitaminas de tipo A, B y C. Ingiriendo este vegetal apenas consumirás calorías y obtendrás un premio nada desdeñable para los crossfiters: grandes dosis de octacosanol para aumentar tu fuerza muscular y tu resistencia. Tal es así que a día de hoy encontramos numerosos suplementos para deportistas basados en este componente o ricos en él.

alimentos dietas crossfit

Kiwi

Nada como el kiwi para mantener unos músculos sanos. Su aporte vitamínico al organismo se antoja fundamental -en concreto vitamina C-, y sus poderes saciantes, diuréticos y laxantes ayudan a desintoxicar el cuerpo y a cuidar y mantener el peso. El agua y la fibra son dos añadidos que hacen de esta fruta uno de los alimentos más completos para consumir en cualquier dieta.

Sin ningún lugar a dudas deberías consumirlo con cierta frecuencia si esperas que tu masa muscular crezca; además, tienes la ventaja de que es un producto accesible durante prácticamente todas las temporadas.

Carne de pollo y pavo

Si hemos mencionado las carnes rojas como positivas, imagina el aporte que te pueden llegar a hacer las consideradas como carnes blancas, que a diario son recomendadas por expertos en salud, dietistas y nutricionistas.

A este respecto tienen mucho que decir el pollo y el pavo, carnes de ave que bien seleccionadas y cocinadas de la manera correcta te generarán grandes beneficios y pocos perjuicios. Ambos alimentos contienen todos los aminoácidos necesarios para aumentar tu masa muscular, como puede ser, por ejemplo, la glutamina. Eso sí, procura escoger siempre pechuga y trata de cocinarla a la plancha, así evitarás al máximo los componentes negativos de este producto.

Salmón

El salmón también es otra gran fuente de proteínas y, aunque no llega al nivel del pollo o del pavo, es cierto que tiene otros beneficios que regalar a tu musculatura, porque de eso se trata, al fin y al cabo. En este caso la suma que te ofrece este pescado combina las grasas Omega-3 y otras grasas saludables con los nutrientes ya mencionados. Este tipo de grasas pertenece al grupo de las insaturadas, lo que significa que su aporte es beneficioso para el consumo humano.

Agua mineral

Aunque pueda parecer una absurdez, el agua mineral es una parte fundamental de tu fuerza y del funcionamiento de tus músculos. Si te estás preguntando el porqué de esta afirmación, es muy sencillo; simplemente se trata de mantener tu cuerpo completa y constantemente hidratado, puesto que precisamente los músculos están formados en un 80% por este componente básico, así que, ¿qué mejor manera de alimentarlos? Ya sabes que no has de volver a entrenar sin una botella de agua a mano.

Soja

El caso de la soja resulta curioso a la par que interesante, puesto que es uno de los pocos alimentos de origen vegetal que como proteína contiene todos los aminoácidos esenciales en mayor o menor medida. Entre ellos se encuentra la leucina, el aminoácido principal a la hora de impulsar la síntesis de proteínas musculares.

A modo de recomendación, te diremos que nunca está de más vigilar que el origen de este alimento no sea transgénico a la hora de adquirirlo y, por supuesto, de consumirlo, ya que la balanza entre beneficios y perjuicios saldría mal parada en caso de serlo, todo lo contrario que si se trata de un producto bien escogido.

Anchoas

Volviendo al pescado y poniendo por delante que se hace necesario vigilar el consumo de este alimento debido a su alto contenido en sal, cabe destacar a las anchoas como uno de los productos que van a impulsar tu fuerza. Del mismo modo que ocurría con el salmón, este alimento destaca por su alto contenido en ácidos grasos Omega-3, de carácter poliinsaturado, lo que supone una gran fuente de energía para tu musculatura y, lo que es más importante, totalmente sana siempre y cuando no abuses de ella.

Snack time!!! #keepitpaleo

Una foto publicada por @paleonick el

Huevo

Los seis gramos de proteínas que consumes cada vez que ingieres un huevo tienen mucho que ver con el estado de tus músculos, y es que se trata de un componente que propicia la creación de masa muscular al mismo tiempo que evita que ésta se pierda cuando alcanzamos edades más avanzadas.

Nuevamente nos referimos a un alimento que nos supone un gran aporte vitamínico -la yema contiene grandes dosis de vitamina D-, y en aminoácidos esenciales. No es de extrañar que sea un alimento tan cotizado entre los deportistas de todo tipo de disciplinas.

Brócoli

El brócoli es un alimento que, a pesar de ser muy sano, no supone grandes aportes a nuestro sistema muscular de manera directa. Entonces, ¿por qué se encuentra en esta lista? Porque su colaboración indirecta para con nuestro cometido es ciertamente relevante, ya que además de luchar contra la obstrucción pulmonar, es un gran calmante natural con respecto a los dolores musculares. Así pues, no dudes en aumentar tus ingestas de brócoli cuando aprieten las lesiones.

Salud, equilibrio, ejercicio y, después, fuerza

Hasta aquí llega nuestra selección de alimentos que te harán más fuerte. Eso sí, tampoco esperes convertirte en el mismísimo Sansón, ni tan siquiera dejar de serlo cuando te cortes tu particular melena basada en este tipo de dietas. En primer lugar, deberías considerar ante todo tu salud, y mantener ese objetivo de manera primordial ante todos los demás.

Por otra parte, y como ya hemos mencionado en varias ocasiones a lo largo de este artículo, no se trata de centrarse en una dieta concreta ni, por supuesto, tampoco en los alimentos que aquí te proponemos. Se trata de que tú te conozcas y encuentres tu equilibrio cogiendo un poco de aquí y un poco de allá, sin caer en errores dogmáticos ni agarrarte a la primera información que te llega. Cada cuerpo es un mundo, y tú mejor que nadie conoces el tuyo.

En cuanto al tema de la fuerza, como buenos crossfiters sabemos que esto no es algo que caiga del cielo, y que tampoco encontraremos en la despensa o en la nevera. La masa muscular y la fuerza son aspectos que se deben trabajar día a día, y en los que los alimentos son la base para conseguirlo. 

La comida te ayudará a ser más fuerte, pero lo que realmente te hará alcanzar esta meta conlleva un esfuerzo: el del ejercicio y el entrenamiento diario.

alimentos hacen mas fuerte crossfit

Alfonso Prim

Written by Alfonso Prim

[5477]
[5477]
[128]
[128]
[5477]
[5477]
[128]
[128]

Send this to a friend