Close

Cómo montar un box de CrossFit Paso a Paso

Crossfit


Montar un box de CrossFit parece fácil, ¿no? Metes en google “Cómo afiliarse”, te inventas un buen nombre, encuentras un sitio, te registras y listo – ya tienes gimnasio nuevo.

Ojalá montar un box fuera así de fácil.

Antes de tirarte a la piscina y abrir tu box de CrossFit, piénsalo bien; no sólo estarás montando una nueva instalación, si no que realmente estás construyendo un negocio.

montar un box de CrossFit

Ser el dueño y head coach, orgulloso por supuesto, del nuevo lugar de entrenamiento de moda de la ciudad suena genial en Facebook, pero eso no te asegura que entre el dinero necesario para mantener el negocio a flote. También tienes que ser un emprendedor listo y paciente con un plan a largo plazo (y también un plan B, C y D) sobre cómo desarrollar y montar con éxito un box de CrossFit.

Comienza sabiendo que un negocio no se monta en un día. Lleva su tiempo. Hay que tomar decisiones sabias y bien pensadas, y se necesita mucha paciencia. Además, tener empatía por las necesidades de la gente viene muy bien también.

Los despliegues publicitarios ya no se llevan. La gente ya no hace cola en la puerta para apuntarse a su primera clase de CrossFit. No, hoy en día primero buscan información, por ejemplo pidiendo recomendaciones a sus colegas, mirando reseñas, leyendo comentarios en las redes sociales, y, por último, piden una clase de prueba gratis para probar el box.

Así que, ¿cómo empezamos a montar un box de CrossFit?

montar box crossfit combas Velites
VER TAMBIÉN: 9 Claves para Elegir tu Box de Crossfit

Paso #1.- Comienza contigo mismo y tu propia marca

Tu publicidad comienza con tu cuenta personal en cualquier red social que uses (Facebook, Instagram, Linkedln, etc.). Lo que posteas y compartes en tu muro dice mucho sobre tu personalidad y muestra también la actitud que tendrás más adelante con tus clientes.

Resumiendo, no dejes que tu comportamiento online arruine tu negocio. Comparte artículos, vídeos y pensamientos relacionados con tu profesión – dueño de un box y coach – y deja que tus opiniones sean abiertas.

Antes de tomar ninguna decisión, trabaja en tu reputación online.

Una vez que empieces a montar un box, los amigos de tus amigos estarán pendientes de mirar cómo va tu nueva aventura.

Paso #2.- Cómo elegir el mejor lugar donde montar un box de CrossFit

Primero, visita www.affiliate.crossfit.com para hacer una búsqueda en tu área. ¿Cuántos boxes hay ya en tu ciudad, o incluso en tu barrio? ¿Son exitosos? ¿Cuáles son sus desventajas?

Lo mismo que con las aplicaciones del ordenador, la localización debería ser de fácil acceso.

Elige un área que necesite un gimnasio, ya sea en las afueras o en el centro de la ciudad. Para que tu negocio funcione necesitas encontrar una comunidad con una necesidad (en este caso un box de CrossFit).  

Una vez tengas una lista de sitios, mira cómo son de accesibles.

¿Hay transporte público cerca? La parada más cercana no debería estar a más de 5 o 10 minutos andando.

Si planeas montar un box en una zona donde la gente sobre todo use el coche como medio de transporte, asegúrate de que el box tenga parking de sobra y que sea gratis.

En cualquier caso, tómate tu tiempo para pensar en la ubicación. No es fácil trasladar un box una vez ya está en funcionamiento.

Who’s as excited as we are for the new toys?! ?? #kickboxing #crossfit #risefromtheashes #hammertime

Una foto publicada por CrossFit Hammersmith (@crossfithammersmith) el

Paso #3.- Los requisitos necesarios para montar un box de CrossFit

Para montar un box, primero necesitas un lugar que te permita hacerlo.

La mayoría de propietarios probablemente alquilen un almacén o incluso un edificio. Algunos buscan inversores que compren la estructura. Ambas decisiones tienen sentido siempre y cuando quede claro el acuerdo y construyas una relación de confianza.

Contrata a un ingeniero que examine primero el lugar de cara a la construcción (cómo es de eficiente el espacio para ahorrar energía, cómo es de útil, cuánta renovación necesitaría…). Después paga a un abogado para que lea el contrato que estás a punto de firmar con el dueño del edificio.

Al igual que la ubicación, el box en sí necesita ser cómodo de usar. Es decir, la gente quiere vestuarios separados para hombres y mujeres, con taquillas y estanterías donde poner sus bolsos, y duchas y baños limpios donde puedan quitarse el sudor después de entrenar.

La mayoría de europeos prefiere un lugar calentito (sobre todo en invierno). ¿Está el edificio bien aislado? Tener un lugar donde los socios puedan sentarse y hablar después de la clase es un plus.

La sensación de no tener suficiente espacio para practicar CrossFit de manera segura probablemente no les guste a tus clientes. Asegúrate de que los grupos no son demasiado grandes o que tu box esté estructurado de tal manera que todos se sientan cómodos al entrenar sin preocuparse de si se van a lesionar. 

¿Tienes una pared donde tus atletas puedan hacer handstand push ups o wall balls? ¿Y un espacio adicional donde la gente pueda calentar o estirar después de una clase? ¿Hay espacio extra para tu oficina?

#CrossFitGrenoble #CrossFit #Box

Una foto publicada por CrossFit Grenoble (@crossfitgrenoble) el

 

Paso #4.- Permisos y licencias para la afiliación con CrossFit

Si has tomado la decisión, tienes que dar todos los pasos necesarios para convertirte en un afiliado de CrossFit: solicitud, localización, seguro, pago y contrato de licencia. También necesitas tener el certificado de CrossFit L1.

Para más información visita www.affiliate.crossfit.com/how-to-affiliate.

Además de cumplir los requisitos de CrossFit Inc., haz una búsqueda sobre los requisitos y leyes de tu país/provincia: registro de un negocio, seguro, licencias sanitarias, precauciones de seguridad, beneficios, etc.

Paso #5.- El material para entrenar: ¿realmente necesito todo?

Una vez CrossFit Inc. confirme y apruebe tu afiliación, puedes empezar con el montaje real – diseñar el espacio y construir el gimnasio. 

La mayoría de la gente empieza limpiando, pintando y diseñando el interior. Mientras hagas todo esto, investiga sobre cómo anda el mercado del material de entrenamiento.

¿Vas a gastarte mucho o poco? ¿Vas a empezar a lo grande o poco a poco?

La mayoría de propietarios tienen sus preferencias personales o tienen amigos que conocen a alguien que conoce a alguien que puede hacerles un descuento especial.

Antes de hacer ningún trato, pregunta a al menos a 7 coaches qué marca y por qué. ¿Cuáles son los pros y los contras de los proveedores de material y sus productos? Piensa en los gastos de envío y en los objetivos a largo plazo.

Esto incluye todo, desde las barras hasta el suelo de goma.

#crossfitgranvia ??‍♀️????⏱

Una foto publicada por CrossFit Gran Vía (@crossfitgranvia) el


No escojas un producto que en cuatro meses se va a dañar, pero tampoco elijas una marca sólo porque sea muy conocida.

Si tienes un presupuesto apretado, empieza con unas pocas barras de halterofilia (para hombre, para mujer y una o dos para niños/principiantes).

Mete alguna kettlebel (8-20 kg son las más usadas entre la gente que no compite). Monta una plataforma de barras que sea utilizable: que tenga racks estables para las barras y un buen agarre para las dominadas.

No te olvides de las plataformas de madera para haltero y unas combas de calidad que no den problemas.

material calidad montar box crossfit

Empieza poco a poco y conforme tu base de clientes aumente, añade más equipamiento.

Paso #6.- El personal y sus cualificaciones para enseñar CrossFit

Como en cualquier relación, necesitas un tiempo para conocer a una persona, incluidos los coaches. El mayor problema de esta industria son los entrenadores que abandonan y montan su propio box. ¿Es tu culpa? Quizás.

Escucha y aprende, pero también pon reglas y restricciones. No todo el mundo está cualificado para ser coach. A parte de tener certificados de CrossFit, también necesitan mostrar una buena actitud hacia cualquier tipo de cliente. Hazles saber que si lo necesitan, pueden acudir a ti. 

La profesionalidad es un gran atributo que de hecho empieza contigo como dueño y, digamos, como líder. Busca gente con quien conectes y que tengan ganas de aprender. Pero además de los coaches, también tú tienes que mostrar una buena actitud y crear una comunidad de la que todo el mundo quiera ser parte.

Paso #7.- Cómo diferenciarte y sobrepasar a la competencia

Incluso si eres el primero y estás sólo, otros te copiaran y en menos que canta un gallo tendrás que lidiar con el mercado y la competencia. Si tu box es el único en la ciudad, tienes suerte. Si no, tienes que hacerle saber a la gente por qué tu box es el mejor.

Como dueño de un box tu grupo objetivo es local. Lo cual significa que comercializar y publicitar el box tiene que centrarse en tus amigos, los amigos de tus amigos y así.

Además de tu perfil en redes sociales, la primera y mejor publicidad es el boca a boca.

Tu mejor herramienta son los clientes satisfechos y las sonrisas que tienen en las fotos que después compartirán en Instagram y Facebook. A la gente feliz le encanta decirle a otra gente qué les hace tan felices.

En un mundo donde nos levantamos y nos vamos a dormir con Internet, tener una página web es lógico. Asegúrate de que sea simple y minimalista. Lo mismo va para el nombre y el logo (identidad visual). Diseña algo con lo que la gente se pueda identificar.

Añade un programa para gestionar los horarios de las clases para tus socios, pero asegúrate de que funcione y sea fácil de usar. Una versión para móvil o app está también muy bien. Si es posible, usa un registro donde la gente pueda meterse y seguir sus objetivos de entrenamiento conseguidos.

Si hablamos de reputación, haz que se vea que es un box apropiado para todos. Demasiados gimnasios dan una imagen de estar sólo diseñados para atletas muy en forma. Tus mejores clientes están en cualquier otro grupo.

Paso #8.- La comunidad es lo más importante

Como dueño de un box eres responsable de tus miembros, tus coaches y el resto de cosas, la reputación y el box en sí mismo. Eres un líder y eso conlleva un montón de obligaciones.

Ser dueño de un box no es estar un rato con tus colegas, hacerte selfies y entrenar como un loco. Significa llevar un negocio serio. Eso incluye ser profesional hacia ti, tu equipo y tus clientes.

La mayoría de los miembros te mirarán como un ejemplo a seguir, por lo que tu bienestar y tu salud importan. Si les gusta lo que experimentan, ellos te corresponderán y crearan una comunidad que cubrirá tus mejores intereses.

Una foto publicada por CFHYE (@crossfit_hendaye) el

Dicho esto, si estás lesionado todo el tiempo, ¿cómo vas a conseguir que no lo estén tus coaches o tus clientes?

Tener todos los certificados posibles, un cuerpo esculpido, un box sofisticado y un perfil de Facebook genial no te hacen un buen dueño de box. Tener a tus clientes felices, sí.

Como dice Greg Glassman, el conocimiento puede ser enseñado, pero preocuparse cuesta más, mucho más. También tiene una forma curiosa de evaluar un box: “Un baño limpio es símbolo de cuánto te preocupas y cuánto te enorgulleces de tu negocio.”

abrir box crossfit combas competicion

Polona Fonda

Written by Polona Fonda

http://www.fondastrong.com/ Polona ha trabajado en la prensa deportiva durante casi una década. Fue editora para una de las revistas online europeas más grandes sobre el entrenamiento funcional y tiene experiencia en comunicación gráfica e interactiva . Dejando el trabajo a un lado, Polona también compitió como esquiadora alpina, y siente pasión por la halterofilia, el crossfit y los deportes de exterior.

  • Anuss

    Un post genial

[5477]
[5477]
[128]
[128]
[5477]
[5477]
[128]
[128]

Send this to a friend